Colección General
 
Mendoza, 1928

A los quince años ingresó en la Escuela de Bellas Artes de Buenos Aires. Fue discípulo del Profesor Héctor Cartier. Desde los primeros añosdeestudio se interesó por los movimientos de vanguardia en Argentina (arte-concreto-invención, movimiento especialista animado por Fontana). Juntamente con Francisco Sobrino, realizó una serie de monocopias y de grabados que anticiparon  el sistemático inició de un distanciamiento ulterior entre autor y obra, pilar  fundamental de su programa operativo. En 1958 obtuvo por concurso una beca de estudio del Gobierno francés y se instala en París, indiscutible centro del cinetismo  del que se convirtió muy pronto en una figura destacada. Al año siguiente obtiene la representación de la Galería  Denise René- principal promotora internacional del movimiento cinético. Allí en París, con otros jóvenes artistas argentinos Le Parc trabajó  intensamente y con ellos analizó la obra de artistascontemporáneos de Vanguardia. A comienzos de1959, realizó una crítica de los artistas de tendencia constructivista, desarrollando un trabajo en base a sistemas rigurosos que determinaron la ordenación de las formas y sus relaciones con la superficie.

En 1960 quedó fundado en París el «Groupe de Recherche dart Visuel-, grupo de experimentación de arte visual del cual Le Parc fue uno de sus fundadores y elemento activo hasta 1968, fecha de su disolución.   Le Parc, obtuvo  junto al Grupo D’ art Visuel  en 1963,Medalla de Oro en la V bienal de San Marino, y el Primer Premio trabajo en equipo, Bienal de parís, tambien en ese mismo año. En forma personal recibió el Premio Especial Internacional Di Tella, Buenos Aires 1964. Gran Premio Internacional de Pintura, Bienal de Venecia, 1966. Premio Gráfica Ibiza -Grafic-78”, Museo de Arte contemporáneo, Ibiza, y el Primer Premio Bienal de Cuenca ,Ecuador. Actualmente vive en París. 

“Le Parc entiende que los medios, las técnicas y sus expresiones en arte, no deben ser un fin en sí mismos, sino el presente que conecte con los seres. Propone que la acción del arte sirva  no solo para formar artistas, sino también como medio de contribuir a educar hombres libres”.

César López Osornio, Julio Le Parc ,“Alquimias”, 1997.

Galería