Colección General
Valentín Alsina, 1949

Egresó de la Facultad de Bellas Artes, de la Universidad Nacional La Plata, donde cursó la especialidad de Escultura con el profesor Rubén Elosegui, obteniendo los títulos de Licenciado y Profesor de Escultura.

Se ha desempeñado como docente de plástica desde 1970 y es profesor de Historia del Arte desde 1979; ha dictado conferencias, cursos y talleres en diversas instituciones públicas y privadas del país. Tiene a su cargo el Taller de Escultura Complementaria I y II (Facultad de Bellas Ates, UNLP); y es docente investigador en el estudio de “Técnicas y normas de preservación, restauración y emplazamiento de esculturas y monumentos”. Se ha dedicado particularmente a la problemática del emplazamiento de esculturas y su relación con el entorno, realizando relevamientos y estudios sobre diversas casos: Resistencia (Chaco), Tandil (Buenos Aires), La Plata (Buenos Aires), Jerusalem (Israel), Kröller Müller y otros sitios de Holanda. Ha publicado artículos en la Revista de Investigaciones Científicas de la Facultad de Bellas Artes y ha brindado conferencias en la Fundación CEPA.

Además forma parte de un equipo interdisciplinario que explora relaciones entre la música y la plástica.

Orientado hacia la producción en dibujo, pintura y escultura realiza muestras individuales desde 1984 y participa en muestras colectivas en el gran Bs. As., La Plata, y en otros sitios del interior y del exterior del país. Actualmente vive en Temperley, Provincia de Buenos Aires.

Las imágenes que realizo responden a la necesidad de explorar e inventar morfologías y figuraciones con los elementos de la pintura y de la escultura, con una estética que suele ser estrictamente bidimensional en un caso y cumplidamente tridimensional o, si se quiere, cuatridimensional, en el otro.

Se trata de “construcciones” con el punto, la línea, el plano, el área, el volumen, el color, el ritmo, la forma y la figura. Todas son espontáneas, es decir, nacen de manera impulsiva y se desarrollan por un cauce intuitivo y empírico aunque disciplinario. El verdadero motivo, sin embargo, al explorar y construir con los elementos previamente depurados, es el de explorarse y construirse a uno mismo…”.

Galería