Colección General
Buenos Aires

Cursó estudios de escultura con los maestros León Tavella, Alberto Balietti, Julián Agosta y otros reconocidos artistas plásticos. A partir de 1972 comenzó a especializarse en escultura y a desarrollar una intensa actividad en esta disciplina, trabajando con diferentes materiales: cerámica y modelado, talla directa de mármol, granito, madera y hierro soldado. Concurrió a seminarios en las Escuelas Nacionales Prilidiano Pueyrredón y Ernesto de la Cárcova. Es miembro de la International Sculptors Frienship Association, sede Korea.

Realizó numerosas muestras individuales y colectivas en galerías del país y extranjeras. Participó en Salones nacionales, municipales y museos nacionales e internacionales. Se hizo merecedora de más de 45 premios nacionales e internacionales a lo largo de su carrera, destacándose en 1998 el premio del 1º Ministro de Korea en la ciudad de Icheon, Seul, República de Korea y en el 2004 el 1º Premio en escultura 81º Salón Anual de Santa Fé del Museo Rosa Galisteo de Rodríguez, por su obra “Memoria”.  y 1er. Premio en Escultura en el “Salón Nacional de Artes Visuales 2004” de la Secretaría de Cultura de la Nación, por su obra “Esencia y forma” (Argentina). (2004). Fue convocada entre escultoras argentinas para rendir homenaje a Lola Mora en los años 1992 y 1993 por el Museo Perlotti.

En el año 2012, durante su muestra, en el Centro Municipal de Artes y Exposiciones “La Usina”  de Libertad (Merlo, Buenos Aires, Argentina) autoridades del Municipio de Merlo le entregan un reconocimiento a sus cuarenta años como escultora.  

Sus obras se encuentran en museos, embajadas y en colecciones privadas del país y del extranjero.

Sus esculturas se encuentran emplazadas en Villa Ballester, localidad de Moreno, partido de Merlo; en la capital de La Rioja; en Oberá, Misiones; en Rosario, Santa Fé; en San Martín de los Andes; y en San Bernardo.

“… Julia ha logrado, a través de tesoneras y fértiles décadas de investigación y experimentación (no en vano exhibe parentescos artísticos con el gran escultor español Julio González) llegar a un punto donde podría aplicarse a su obra la sentencia del suizo Max Hill, que recoge la idea de energía vital propulsada por Van Doesburg: “es, en última consecuencia, la pura expresión de la medida y la ley armónicas; establece sistemas, las ordena y, a través de medios artísticos, impone este orden a la vida. Poderosa, envolvente, y al mismo tiempo de fuerte sentido ascendente, la escultura de Julia trasunta más de lo que se ve: energía transformada en el espacio plástico”.

Osvaldo Mastromauro

Galería