Colección General
La Plata, 1941

Estudió dibujo y grabado en la Escuela Superior de Bellas Artes de la Universidad Nacional de La Plata, durante los años 1956 y 1958. En 1975/76 se radicó en Milán, Italia, por haber obtenido la Beca de pintura “Francesco Romero”, otorgada por el Fondo Nacional de las Artes y el gobierno de Italia en donde enfocó su método hacia un mayor rigor nacional en la estructuración de la forma, y la geometría, aunque aparece investida de paisaje. El resultado no es racional de modo absoluto, pues consigue un clima extraño producto de la confluencia de distintas tradiciones, donde la vivencia de lo americano también está presente.

En 1984 obtuvo el Premio – Beca de la Guggenheim Memorial Foundation, para pintura Latinoamericana.  En el año 1985 se radicó en la ciudad de New York, U.S.A. En el año 1990 obtuvo el Gran Premio de Honor de Pintura, “Presidente de la Nación”, LXXIX Salón Nacional de Artes Plásticas, Argentina. Hugo De Marziani ha participado en numerosísimas  exposiciones  individuales y colectivas, como así también en diversas Bienales. En este último tiempo estuvo presente  en la Primera Bienal de Artes Visuales del Mercosur, “Vertiente Cartográfica”, Porto Alegre, Brasil (1997) y en la VI Bienal Chandon de Pintura, “Salón de Maestros”, Montevideo, República Oriental del Uruguay.

Entre otras distinciones recibidas por  Hugo De Marziani se encuentran: 1958: Premio Estímulo de Grabado, XV Salón de Arte de Buenos Aires, La Plata, Argentina,(1958); Primer Premio de Dibujo, VII Salón Libre de la Municipalidad de La Plata,(1970); Premio de Pintura “S. A.  Alba”, Salón Nacional ,(1974);“Grandes Premios de Honor y Primeros Premios de Pintura Nacionales,(1984) ; Salas del Congreso de la Nación de Buenos Aires,(1969/1983); “Premio Palanza” Academia Nacional de Bellas Artes, Museo Nacional de Bellas Artes, Buenos Aires,(1989). Actualmente vive en Buenos Aires.

“En su tentativa de re-crear un reiterado tema pictórico, De Marziani ha terminado por crear  otro tema, con sus formas de representación y sus modalidades de significación pero también con su circuito expresivo- perceptivo. Es la suya, así, una pintura estructural y, al mismo tiempo, contingente; o, si se quiere, es una pintura que se abre  a la contingencia desde la estructuralidad.”

Jorge Glusberg, “El Arte como paisaje”, 1998.

Galería