Colección General
Buenos Aires, 1932

Estudió en la Escuela nacional de Bellas Artes, de Buenos Aires, entre los años 1946-1950. Entre 1950-1956 se consagra a la búsqueda geométrico constructivista. En 1955 exhibió su obra en el Salón Municipal de Buenos Aires y al año siguiente llega a París, dónde se vincula con Agam, Soto, Schóffer, Vasarely, Tinguely, Bury, cuyas búsquedas son también las suyas. Se apasionó por los problemas cinéticos, e hizo muchos trabajos relacionados con las posibilidades de la visión. Estudió los problemas de la luz y de allí su serie de fenómenos luminosos registrados mediante la fotografía. Entre 1956-1964 profundizó al máximo la búsqueda de objetos creadores de fenómenos cinéticos: espirales, esferas, “grillas”. Este es elemento que más ha utilizado hasta ahora. Los temas a los que alude con frecuencia es la relación de colores similares o dentro de las posibilidades monocromas. El movimiento crece en la sombra, en el reflejo o en la parte luminosa del color único, fijo sobre un espiral o una esfera. En 1970 sin abandonar sus búsquedas anteriores, Asis volvió al problema de las “grillas” que afirma no haber resuelto todavía, y a la búsqueda del color prisionero en ellas. Actualmente vive en París.

En estos 20 años es uno de los artistas más auténticos del arte cinético. Sus investigaciones sobre la desmaterialización de la superficie lo han hecho un pionero de la nueva generación. Su paso recreador no ha estado nunca desviado, de las corrientes más tentadoras de estos últimos años.      
J. R. Soto, “Expresión Visuelle, 1995.

Galería